La continuación de la final del Campeonato de Euskal Herria de Bote Luzea, el jueves, en Oiartzun

30/10/2018 | Competición

Se enfrentarán Gipuzkoa 1 y Bizkaia; el 6 de octubre tuvo que suspenderse la final por la lluvia, tras haberse disputado 20 minutos y con el marcador 0-1 a favor de Gipuzkoa; Gipuzkoa ha disputado las finales de todas las ediciones, pero todavía no ha conseguido ninguna txapela y quiere aprovechar su tercera oportunidad

Gipuzkoa y Bizkaia continuarán con la final del III Campeonato de Euskal Herria de Bote Luzea, este jueves, 1 de noviembre. El pasado 6 de octubre dicha final tuvo que suspenderse por la lluvia, tras haberse disputado 20 minutos y con el marcador 0-1 favorable al equipo Gipuzkoa 1. Si el tiempo lo permite, el encuentro se reanudará a las 11:00, en la Beheko Plaza de Oiartzun (comenzarán sacando los gipuzkoarras).

 

 

1 de noviembre, jueves, 11:00, Oiartzun-Beheko Plaza


BIZKAIA vs GIPUZKOA 1

 

 

 

Gipuzkoa ha disputado las finales de todas las ediciones, pero todavía no ha conseguido llevarse ninguna txapela: en la primera edición Gipuzkoa 2 perdió contra Lapurdi 1, y en la segunda Gipuzkoa 2 contra Bizkaia. A ver si a la tercera.

 

 

 

Los siguientes pelotaris integran el equipo Gipuzkoa 1: Unai Alvarez, Beñat Arzelus, Julen Chiapuso, Iñaki Esnal, Julen Iribar, Iban Jauregi, Ekaitz Lasa y Andoni Zabala.

 

 

 

En el III Campeonato de Euskal Herria de Bote Luzea han competido en total ocho equipos, repartidos en dos grupos: Bizkaia, Gipuzkoa 1, Iparralde 2 (Sara) e Iparralde 3 (Itxasu) en el grupo A, y Gipuzkoa 2, Iparralde 1 (Senpere), Iparralde 4 (Donapaleu) y Nafarroa en el grupo B.

 

 

 

El organizador de la tercera edición es el club de pelota Txost de Oiartzun, uno de los promotores de la recuperación de los juegos directos de pelota en Euskal Herria.

 

 

 

El  Bote Luzea es la modalidad directa más antigua de pelota de Europa y Euskal Herria, origen y fundamento de todas las modalidades de pelota que se han practicado posteriormente. Desaparecida en Euskal Herria a partir de la guerra civil, está viviendo un progresivo proceso de recuperación en los últimos años.

Los dos equipos se sitúan uno frente al otro y no se juega golpeando la pelota contra la pared. Cada equipo está formado por 8 jugadores, de los cuales compiten 5; pero los cambios durante el partido están permitidos. Se practica en recintos de unos 60 metros de longitud, normalmente plazas abiertas, y el objetivo consiste en ganar terreno al contrincante. 

 

 

 










Ir arriba